Trabajo social en centros de salud

Los centros de salud son más que lugares a los que se acude para tratar enfermedades. Aunque todavía hay quien lo desconoce, los centros de salud cubren también un apartado esencial, como es el de la atención social en los ámbitos más cercanos a la persona.

¿Cuál es la labor del trabajador social del centro de salud? Realmente, cubre ámbitos muy amplios y a veces complejos. En primer lugar, tiene un papel destacado en lo que a promoción de la salud se refiere. En este sentido, su conocimiento de los aspectos socio sanitarios de la zona en la que trabaja son esenciales para poner en marcha campañas, por ejemplo, de información dirigidas a menores o ancianos o para coordinar programas de voluntariado.

En otro orden de cosas, en el relacionado con los menores, el trabajador social ofrece asesoramiento sobre recursos disponibles para su atención, interviene con familias en riesgo de exclusión y orienta a nivel socio-educativo a padres y madres cuyos hijos presentan algún tipo de problema.

Parecido es su papel en la atención de adultos, pero en este aspecto, además, el trabajador social tiene un papel esencial en la detección e intervención en situaciones problemáticas familiares o sociales. Situaciones en las que una atención precoz es esencial.

El colectivo de los ancianos es especialmente importante. Aquí la intervención del trabajador social más próximo tiene un enorme valor en la mejora de la calidad de vida de los mayores. Su labor consiste en detectar y atender a familias en riesgo cuya situación pueda afectar gravemente a los más mayores. En este sentido, su labor es estudiar esas condiciones y buscar y poner a su alcance las herramientas necesarias para que el anciano tenga la atención adecuada y necesaria.

Y no son los únicos campos de actuación del trabajador social de los centros de salud. Colectivos como pacientes crónicos y terminales, enfermos con graves problemas de movilidad o enfermos de VIH/SIDA, son también objeto de sus estudio, asesoramiento y apoyo.