Traslados poblacionales y sus consecuencias

Dentro de las variables medibles de la sociedad encontramos aspectos que favorecen la desigualdad entre las personas. Dentro de estos factores se encuentran el factor demográfico y las políticas de distribución y redistribución de la población que afectan el orden territorial, la planificación y las estructuras organizativas.

A nivel mundial se encuentran grandes diferencias en lo que a porcentajes de población se refiere, encontramos que Asia tiene un 58% de la población mundial, seguido de Europa con el 11,5%, América con un 10% y África con el 5.73%, lo que demuestra una amplia diferencia entre el viejo mundo con el nuevo mundo.

Encontrando los menores focos de población en las zonas frías ubicadas en los hemisferios norte y sur, desiertos y zonas húmedas/cálidas refiriéndonos con esto a las selvas. Los factores como las sequias extremas, las oscuridades prolongadas, la aridez de los suelos y las altitudes son algunos de los factores que hacen que las personas que habitan estos lugares emigren hacia sitios con climas un poco más favorecidos.

Además de esto, existen factores políticos, económicos y sociales que influyen en el proceso de reagrupación poblacional, lo que en este momento afecta en su mayoría a los países desarrollados, ya que en busca de mejores oportunidades de vida y de desarrollo personal la gente deja sus países originarios.

Esto supone para el Estado un gran reto ya que se plantea la creación de lugares para asignarles vivienda, el desarrollo de un sistema de salud que pueda cubrir las necesidades de este grupo de personas, la asignación de trabajos que sean rentables para el Estado y para la subsistencia propia de los inmigrantes, es por esto que se trata de poblar las zonas rurales y hacerlas productivas de alguna manera, sin embargo, estas acciones no son suficientes.

Desde el punto de vista social deben crearse programas de planificación familiar que frenen el crecimiento desaforado de la población sin recursos ya que esto crea problemas de distintos órdenes que son difíciles de controlar. Si bien es una problemática bastante compleja existen formas de resarcir el daño social a través de la creación de políticas sociales que fomenten la integración de las personas desfavorecidas para que posean las mismas oportunidades dentro de la sociedad.