El voluntariado, cada vez más importante

Resulta curioso como comprobar que, en una sociedad aparentemente cada vez más insolidaria, el voluntariado no solo cobra importancia, sino que cada vez son más personas las que dedican parte de su tiempo libare ayudar a los demás.

Hoy en día hay voluntarios en hospitales, comedores sociales, residencias de ancianos, centros de inmigrantes o discapacitados… Voluntarios que solo hacen compañía o que sirven de apoyo y consuelo. Personas que realizan un trabajo casi siempre silencioso pero de un enorme valor. A veces son profesionales que alargan su jornada para aportar sus conocimientos y saber hacer, otras personas normales y corrientes que han aprendido a hacer su labor con el tiempo y con algo de formación previa.

El voluntario se implica en la actividad de manera completamente libre y voluntaria, no recibe remuneración a cambio. Pero más allá del salario está la satisfacción de realizar un servicio necesario, de prestar una ayuda para mejorar la calidad de vida o la situación de los más desfavorecidos.

Aquella persona que se plantea en su vida desarrollar algún tipo de voluntariado cuenta, además, con infinidad de lugares donde poder desarrollarlo. Existen organizaciones no gubernamentales en prácticamente todos los ámbitos sociales, educativos y culturales. Pero, incluso, instituciones públicas promueven programas de voluntariado, un ejemplo muy extendido en los últimos tiempos son los hospitales.

El voluntariado se ha convertido, además, en algo muy importante para aquellas personas que, aun habiendo finalizado su vida laboral, quieren seguir activos de alguna manera. Personas con ganas, con energías y con un profundo conocimiento de campos muy variados que quieren aportar su entusiasmo y experiencia en ayudar a los demás. El voluntariado es también para ellos una gran ayuda, porque se siguen considerando útiles y les ayuda a mantenerse activos.

Pero, independientemente de los motivos que lleven a convertirse en voluntario, lo que realmente importa es el compromiso que representa, la solidaridad y la lucha por conseguir un mundo mejor sin pretender recibir nada a cambio más allá de la propia satisfacción.