Consejos para viajar en avión en silla de ruedas

Si viajas en silla de ruedas o utilizas algún aparato de ayuda a la movilidad, lo primero que tienes que hacer es avisar a tu compañía de vuelo o a Aena con antelación (bien por internet o llamando al teléfono de atención al cliente), y acudir al los diferentes puntos de encuentro que tanto Aena como las compañías aéreas tienen en los diferentes aeropuertos; ellos te proporcionarán silla (si es necesario) y/o te acompañarán hasta tu avión si lo necesitas. No obstante, hay una serie de cosas a tener en cuenta para volar en avión si necesitas algún aparato de ayuda a la movilidad:

Si vas en silla de ruedas

Si llevas tu propia silla de ruedas, lo único que debes saber es que si funciona con batería de gel es posible que tengas problemas para pasar los controles de seguridad, ya que la normativa europea que se aplica en los aeropuertos de la Unión Europea es bastante estricta con la cantidad de líquidos que pueden llevar los pasajeros en el avión (100 ml), aunque sea una silla de ruedas

Si vas acompañado pero la persona no viaja contigo

Si algún familiar o amigo se ha ofrecido a acompañarte al aeropuerto, podrá hacerlo hasta que llegues al filtro de seguridad, ya que el acceso está restringido a los viajeros con tarjeta de embarque. No obstante, si planeas tu viaje con suficiente antelación, puedes llamar a Aena y acercarte a algún punto de encuentro, donde te acompañará alguien del personal de Aena desde el control de seguridad hasta tu avión.

Si vas sólo pero no necesitas ayuda nada más que para subir al avión

Es posible que puedas moverte por el aeropuerto tú solo sin problema, pero necesites ayuda al subir al avión; en ese caso, lo mejor es avisar a tu compañía (bien cuando reserves el billete, bien antes de ir al aeropuerto) o a Aena, o acudir a algún punto de encuentro cuando llegues al aeropuerto; ellos avisarán y te ayudarán cuando llegues a la puerta de embarque.

Si necesitas ayuda en todo momento

Si necesitas ayuda durante todo el tiempo que estés en el aeropuerto, lo mejor es informar a tu compañía de avión o a Aena y ellos pondrán a tu disposición a alguien de su personal; cuando llegues al aeropuerto, debes dirigirte a cualquiera de los puntos de encuentro que hay en él y ellos te facilitarán la ayuda que necesites.