Como entender el trabajo social

Para entender el Trabajo Social como una disciplina clave de la sociedad contemporánea que acontece, antes es necesario ser conscientes que se trata del resultado de una serie de cambios producidos en el seno de una sociedad capitalista.ts

El Trabajo Social es pues un sub-producto del capitalismo, como establece el Proyecto Ético Político. Mediante un conjunto de políticas sociales, el Estado desarrolla sus funciones en la medida en la que el sistema de producción capitalista le va exigiendo.

Los trabajadores sociales se encuentran pues en una lógica peculiar, ya que de su labor depende que las miserias y crueldades del capitalismo y la economía de mercado queden minimizadas. Por otra parte, con sistema socialista como referente, contemplamos cómo es el propio Estado el principal empleador de trabajadores sociales en un país, quedando la vía de empleo privado en un claro segundo lugar.

En los orígenes del Trabajo Social está el deseo de servir a la comunidad, lo cual es una evidente manifestación de la filantropía y del pensamiento humanista. Es cierto que en los orígenes de esta profesión jugó un papel muy destacado la Iglesia Católica, que progresivamente fue cediendo poder a favor de los Estados.

Fueron los Estados los que fueron tejiendo la identidad de los trabajadores sociales, los que fueron marcando el rumbo hacia donde había que ir y los que establecieron los parámetros en los que en estos días se desenvuelve esta profesión. Por tanto, el Trabajo Social no ha podido ir desarrollándose de una manera autónoma e independiente, sino que se ha visto alienado y encomendado a los dicterios del Estado, que ha sido el que ha validado al trabajador social y el que ha reconocido el papel que le corresponde asumir dentro de una sociedad cada vez más compleja y deshumanizada. Lo que es sin duda algo seguro es que, por ejemplo, nuestro país sería mucho peor sin que los trabajadores sociales se levantaran cada mañana para realizar sus trabajos.