El trabajo social en las cárceles

Debido al auge que han tenido los trabajos sociales en el mundo y por el gran número de trabajadores con los que se cuenta actualmente se ha decidido ampliar un poco más el alcance de esta labor hasta las prisiones, con la finalidad de ser dirigido a los reclusos y mejorar su condición y estilo de vida. El trabajador social que trabaja en las prisiones tiene funciones similares a las que tiene uno que ejerce funciones fuera de la cárcel, de esta manera, toda persona que ejerza esta hermosa profesión dirige muchas horas de su vida a ayudar a personas que se encuentran en situaciones complicadas, y se dedican cada día en ayudarles.

Las funciones específicas de estos trabajadores sociales pueden enumerarse, entre otras, con las siguientes: se encargan de canalizar todas demandas que plantean los presos y sus familias, comentando a los coordinadores respecto de estos inconvenientes y buscando soluciones a estas problemáticas, resolviéndolas con acciones como la motivación a los presidiarios para que se apunten en programas de formación que les ayude a reinsertarse en la sociedad, o que mejoren su calidad de vida dentro del recinto.

El propósito del trabajador social con el recluso es lograr alcanzar la integración social del individuo, con el fin que éste tome conciencia y pueda identificar las causas que originaron su conducta ofensiva y las consecuencias que lo llevaron a la privación de la libertad. El trabajador social debe conseguir la manera de estimular al recluso para lograr desarrollar el ambiente más idóneo pese a las circunstancias en las que se encuentre porque si este logra reivindicarse y aceptar las razones por las que fueron originadas estas circunstancias el trabajador social podrá conseguir una reducción de sentencia o hasta libertar condicional para el recluso siempre y cuando este demuestre interés por lograr el cambio.

La verdad es que el trabajo social es una profesión muy noble, y las personas que la realizan en las cárceles tienen una calidad humana incomparable.

¿Conoces la verdadera tarea de un trabajador social?

Si tu respuesta es no (que probablemente la sea) no te preocupes porque aquí conocerás más a fondo las verdaderas funciones que desempeña un trabajador social.

Una persona dedicada al trabajo social es una persona que se encarga de las problemáticas de la sociedad en general cualquiera que sea su causa ya sea personal o colectiva; este individuo se encarga de indagar más a fondo en la vida de la gente para conocer los orígenes del problema  y para poder ser diagnosticado sobre la solución del mismo, principalmente un trabajador social emprende una gestión social para promover un desarrollo y una mejora personal. No cualquiera cuenta con las agallas de ser trabajador social no por no tener capacidad si no por convivir todos los días con los problemas de otros.

Las funciones que un trabajador social principalmente ejerce son, recopilar información suficiente para entender las necesidades de las personas y  poder asesorarlas acerca de sus derechos y obligaciones, (No son personas milagrosas, solo son intermediarios para entender mejor las cosas), crear programas o planes dentro de las comunidades en base de sus requerimientos o déficit con la finalidad de evitar problemas y aumentar buenas acciones, ayudar a disminuir en las personas trastornos por diferentes motivos por medio de charlas, entre otras, siendo estas las más comunes en desempeñar en su área laboral ¡claro! también existe el trabajo social voluntario, pero este se encarga de problemas menores que no requieran de tanto conocimiento en el área aunque también pueden cumplir labores o tareas asignadas por los profesionales siempre y cuando cuenten con una supervisión adecuada.

Para realizar trabajos sociales se necesita principalmente vocación e interés, el resto con experiencia puede aprenderse y debe contar con una personalidad definida, tener aptitud, demostrar confianza  y tener iniciativa de ayudar. Espero hayas aprendido un poco más sobre el tema y anímate, hoy en día existen muchos organismos que necesitan de tu ayuda como voluntario, es una bonita labor donde podrías crecer mucho espiritualmente. No lo pienses tanto y ¡COLABORA!

El trabajador social

Dedicar tu vida profesional al Trabajo Social es una hermosa decisión que te proporcionará un mayor acercamiento a la filantropía y al entendimiento de la condición humana, pero también se trata de un sector de gran responsabilidad y de esforzada labor.

El trabajador social debe actuar como un elemento vertebrador y cohesionador entre individuos, instituciones y organismos, de manera que todos puedan articular redes y beneficiarse de los recursos socioeconómicos existentes.

Su rol también es el de fomentar un clima propicio para la participación social. Para ello, deberá capacitar a la sociedad para que luego logre intervenir en los procesos comunes de convergencia. La organización de la comunidad juega aquí un papel importante.

Suya también es la responsabilidad de diseñar diversas actividades e implementar estrategias de cohesión social para que las personas puedan participar de la vida pública, ya sea de forma individual o colectiva.

Pero en el poder conciliador del trabajador social también se incluye su fuerza de acción y de orientación en conflictos que se produzcan en un determinado contexto. La búsqueda común de soluciones y la construcción de procesos pacíficos con los que alcanzar el acuerdo serán la premisa elemental con la que enfrentarse a esos conflictos que puedan surgir en el seno de una comunidad, una familia, un grupo de personas o una colectividad en problemas.

Los esfuerzos de un profesional del trabajo social también abarcan faenas de naturaleza investigadora. Así, el trabajador social podrá adentrarse en las causas que motivan un determinado fenómeno social o la manifestación de un conflicto concreto. Detectar las causas de una anomalía social y de una tendencia corrosiva para el conjunto de la sociedad será el primer paso en la búsqueda de una solución eficiente. Además, entre las funciones del trabajador social también se encuentra la de ejercer un poco como gestor de los recursos públicos que deben ponerse a disposición de la gente.

Como entender el trabajo social

Para entender el Trabajo Social como una disciplina clave de la sociedad contemporánea que acontece, antes es necesario ser conscientes que se trata del resultado de una serie de cambios producidos en el seno de una sociedad capitalista.ts

El Trabajo Social es pues un sub-producto del capitalismo, como establece el Proyecto Ético Político. Mediante un conjunto de políticas sociales, el Estado desarrolla sus funciones en la medida en la que el sistema de producción capitalista le va exigiendo.

Los trabajadores sociales se encuentran pues en una lógica peculiar, ya que de su labor depende que las miserias y crueldades del capitalismo y la economía de mercado queden minimizadas. Por otra parte, con sistema socialista como referente, contemplamos cómo es el propio Estado el principal empleador de trabajadores sociales en un país, quedando la vía de empleo privado en un claro segundo lugar.

En los orígenes del Trabajo Social está el deseo de servir a la comunidad, lo cual es una evidente manifestación de la filantropía y del pensamiento humanista. Es cierto que en los orígenes de esta profesión jugó un papel muy destacado la Iglesia Católica, que progresivamente fue cediendo poder a favor de los Estados.

Fueron los Estados los que fueron tejiendo la identidad de los trabajadores sociales, los que fueron marcando el rumbo hacia donde había que ir y los que establecieron los parámetros en los que en estos días se desenvuelve esta profesión. Por tanto, el Trabajo Social no ha podido ir desarrollándose de una manera autónoma e independiente, sino que se ha visto alienado y encomendado a los dicterios del Estado, que ha sido el que ha validado al trabajador social y el que ha reconocido el papel que le corresponde asumir dentro de una sociedad cada vez más compleja y deshumanizada. Lo que es sin duda algo seguro es que, por ejemplo, nuestro país sería mucho peor sin que los trabajadores sociales se levantaran cada mañana para realizar sus trabajos.

Intervencion del trabajo social

El Trabajo Social es uno de los campos profesionales que disponen de más escenarios en los que desarrollar sus premisas y sus elementos teóricos. La praxis y la solución de problemas sobre el terreno serán al fin y al cabo las que determinen la dimensión de un trabajador social y la madera de la que éste está hecho.

El trabajador social intervendrá en aquellas situaciones en las que haya grupos vulnerables que requieran una atención especial y una ayuda inminente. Así, encontramos diferentes públicos objetivos y distintos territorios de acción.

Las personas de la tercera edad requieren del buen hacer de los profesionales del Trabajo Social, ya sea en su vida cotidiana o en momentos de especial delicadeza. Las personas con discapacidad también pueden beneficiarse de las virtudes profesionales de un trabajador social, quien se encargará de pulir todas las potencialidades de estos ciudadanos y de favorecer la integración y la inclusión social, además de asegurar la correcta cobertura de sus necesidades.

Con la perversa oleada de violencia de género y de asesinatos de mujeres a manos de mujeres se ha abierto una nueva veta de trabajo. Proporcionar la atención necesaria a las mujeres, hacerlas sentir cerca de la sociedad y escuchar sus peticiones y sus miedos son algunas de las tareas que se han de realizar. Obviamente estamos en un escenario muy complicado en el que el trabajo es dificultoso y los esfuerzos siempre son pocos.

Pero la manifestación de la violencia en nuestra sociedad tiene otras ramas. Así, el trabajador social realizará su labor e intervendrá en el maltrato a menores, en el abandono a los ancianos o en la violencia con la que los hijos tratan a sus padres.

Atender a las víctimas del terrorismo o de catástrofes naturales, escuchar la voz de las minorías étnicas, abordar la complejidad de la prostitución, estar cerca de las personas drogodependientes y adictas, ayudar en materia legal a los reclusos y presos o estar al pie del cañón junto a las personas en riesgo de exclusión social son otros de los escenarios del Trabajo Social.